Nuez pone al trabajador en lo más alto

Los mozos de Nuez colocan el Mayo en lo más alto de la plaza de la Moral, situada en el centro del pueblo. En la corona del Mayo se encuentra un monigote simulando un trabajador para festejar el Día Internacional de los Trabajadores, que está formado por una funda de trabajo rellena de paja con cabeza y sombrero

Según la tradición, para colocar el tronco se iba por la noche a buscar un árbol largo y delgado, y era traído a hombros por los mozos desde el monte. Después colocado a mano usando sogas con la única ayuda de la fuerza humana y del campanario de la Iglesia para ganar altura.

La colocación de un mayo el día 1 del mismo mes es una tradición trasmitida de forma consuetudinaria que normalmente se ponía de madrugada para que la población se encontrara la sorpresa a la mañana siguiente. Al finalizar el mes de mayo, el tronco del árbol colocado era derribado y subastado para recuperar dinero para una fiesta, y el muñeco era quemado aquella misma noche.

Antiguamente solo podían asistir a estos eventos los varones que sin estar casados hubiesen abonado una tasa inicial denominada “La entrada de mozo” el día de San Pedro después  de lavar las fuentes, en el que se  celebraba  un rito similar a un bautizo usando vino en vez de agua.

IMG-20170501-WA0003 IMG-20170502-WA0002 IMG-20170502-WA0005 IMG-20170502-WA0009 IMG-20170502-WA0013

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su uso más información.

ACEPTAR